Luego del bronce logrado por Barreto, Argentina sumó una nueva medalla en los Juegos Paralímpicos. Esta vez, fue del color que le faltada: la plateada. El que la logró fue Hernán Urra, que se quedó con el segundo lugar en lanzamiento de bala F35.

El rionegrino de 19 años hizo una marca de 14,91 metros que lo posicionó detrás del campeón, el chino Xinhan Fu, que hizo 15,19. El tercer lugar fue para Edgars Bergs, de Letonia, con 14,55.

Esta fue la cuarta medalla para la delegación argentino en Río 2016. La primera había sido la dorada de Yanina Martínez (100 metros T36) y las siguientes los bronces de Hernán Barreto (100 y 200 metros T35).