El estadio de Real Madrid recibirá una inédita final de Copa Libertadores de América, que será por siempre recordada por esta disputa singular en Europa, nada menos que con la presencia entre Boca y River.

Nadie se quiere perder el evento que paraliza a todo el país. Para estar a tono de tamaño partido el portugués Cristiano Ronaldo fue invitado junto al rosarino Lionel Messi.

Sin embargo en las últimas horas el diario AS remarcó que más allá del deseo de la Real Federación Española de Fútbol y del Merengue, de la mano del presidente Florentino Pérez, CR7 no estará en el recinto donde escribió sus páginas más doradas.

Según el medio español el delantero de Juventus considera que “es pronto para volver al Bernabéu”, tras su salida del equipo hace seis meses. Por su parte se espera que el rosarino pueda asistir a la Superfinal.