El desgarro en el aductor izquierdo cumplió nueve días luego del duelo de ida contra Vélez, por los Cuartos de final de la Copa Superliga. El próximo domingo será el desquite ante el Bicho, en la Bombonera, para tratar de abrochar el pase a la final contra el ganador de Tigre – Atlético Tucumán.

El ex delantero de Huracán volvió a moverse aparte junto a los kinesiólogos del plantel: realizó pasadas, remates al arco y demás ejercicios con pelota. La buena noticia es que respondió muy bien y su vuelta no está tan lejos.

Lleva ocho goles en el año, por detrás de Mauro Zárate con 11. Por eso Gustavo Alfaro espera tenerlo a disposición para recibir a Argentinos Juniors, aunque sea para ingresar desde el banco de suplentes.