Apenas 21 inviernos acumula sobre sus hombros, pero Matías Zaracho se dio el gusto de dar una vuelta olímpica con los colores que lo vieron crecer. Es una fija para Eduardo Coudet y en varias oportunidades fue Víctor Blanco quien le arruinó los planes a quienes quisieron llevárselo. Ahora se trata del Milan, un mítico de Europa que parece decidido a avanzar.
“Es un tractor que no deja nunca de correr y ataca el área rival como pocos”, es la definición del “Chacho” que eligieron en La Gazzetta dello Sport para reflejar el interés. Además, lo ubicaron como una joya al estilo Lautaro Martínez, que precisamente juega en el acérrimo rival hace una temporada.
Imposible olvidar sus lágrimas el dia de la consagración en la Superliga Argentina, explicando el sacrificio que hacía a diario para asistir a los entrenamientos. Ante semejante noticia, será cuestión de días saber si el Rossonero acelera por él.