Defendió los colores de Real Madrid, Bayern Münich, Santos, Gremio y Palmeiras, entre otros gigantes de la historia del fútbol. Como si fuera poco, brilló en la Selección de Brasil junto a figuras descollantes. De los diversos temas que abordó, Ze Roberto hizo hincapié en la particularidad de varios íconos del “Scratch”: la fiesta.

Ronaldo salía y lo que hacía al otro día en el entrenamiento era imposible, increíble. No dormía casi, tomaba sus copas pero al otro día entrenaba como un animal. Después había otros que salían igual como él pero estaban muertos. Vampeta fue otro compañero fiestero. Antes de los partidos ya estaba armando las fiestas que iba a hacer. Tuvo fotos polémicas y todo para una revista porno. Ronaldinho llegó a tener un boliche en su casa, pero yo prefería no ir sino quedarme en mi casa”, recordó entre risas en Líbero.

A la hora de elegir en un “pan y queso” entre Lionel Messi y Diego Maradona, no dudó ni un instante: “Por verlo y haberlo enfrentado, porque fue cinco veces el mejor del mundo y se mantiene en alto nivel tantos años. Me quedo con Messi. Lo pondría entre los mejores tres de la historia con Pelé y Maradona. Es zurdo y tiene la forma de jugar de los brasileños, por eso muchos en Brasil lo prefieren antes que a Neymar”.