Por cuarto año consecutivo desde el cambio de formato, el Américas Rugby Championship vuelve a ser el centro de las miradas del rugby americano con el estreno de la edición 2019, que volverá a contar con los mismos seis seleccionados del año pasado.

El sábado comenzará con el encuentro inaugural entre Chile y Estados Unidos en Santiago a las 15 horas argentinas, seguirá con la presentación de Argentina XV ante Brasil a las 17 y cerrará con el duelo entre Uruguay y Canadá en el Estadio Charrúa a las 21:40.

Para el combinado argentino esta edición 2019 representa la oportunidad de redimirse de sus últimas dos presentaciones en las que finalizó segundo bajo el mando de Felipe Contempomi. Ya con Ignacio Fernández Lobbe como head coach del seleccionado y con una victoria 47 a 14 en un amistoso frente a Chile, la Unión Argentina de Rugby (UAR) espera que el título se quede en Argentina.

Al mismo tiempo, junto con la Currie Cup que disputarán por primera vez en junio de este año, este tipo de torneos tienen el objetivo de formar jugadores para Jaguares y, en consecuencia por las regulaciones de la UAR, Los Pumas. El roce internacional contra seleccionados que no integran el tier 1, los primeros 10 del ranking de la International Rugby Board (IRB), y contra equipos provinciales de Sudáfrica en la Currie Cup proveen una mejor formación para los jugadores que se desempeñan en equipos argentinos para que no desentonen cuando dan el salto al nivel internacional.

Para el resto de los planteles, el foco está puesto en tener una competencia fija, además de las ventanas de amistosos internacionales, para continuar con los procesos de crecimiento del rugby en sus países. Tal es el caso de Estados Unidos, que fue campeón en las últimas dos ediciones, Uruguay, que derrotó a Canadá en el primer repechaje de América para clasificar al Mundial de Japón, y de Brasil, que el año pasado derrotó 33 a 30 a Argentina XV en un amistoso por primera vez en su historia. En el caso de Chile, todavía no tuvo grandes logros en el formato de XV, solo una victoria 25 a 22 frente a Brasil en su debut en el ARC 2016, aunque en formato de Seven dieron el golpe este año al quedarse con los torneos de Punta del Este y Viña del Mar, eliminando en ambos a Argentina.

Como se hizo costumbre desde 2016 en adelante, estos seis equipos se pueden dividir en tres grupos si se tiene en cuenta los objetivos con los que afrontan el torneo. En primer lugar aparecen Argentina XV y Estados Unidos en la pelea por el título, se dividieron todos entre ellos desde el cambio de formato, y este año no parece ser la excepción.

Un escalón por debajo aparecen Uruguay y Canadá que alternan entre el tercer y cuarto puesto, aunque en los últimos dos años Los Teros prevalecieron sobre los norteamericanos. Y luego se encuentran Brasil y Chile, que se ubican en los últimos puestos, aunque Los Tupís lograron un histórico cuarto puesto en la edición 2017 con ocho puntos.

Por Facundo Osa.