Más allá de la victoria de Pierre Gasly hace siete días en Monza, es claro el dominio de Mercedes en cada aspecto. Sobre todo en la qualy se ve reflejado, y hoy el récord perfecto para el W11 está 7-2 para Lewis Hamilton tras extender su registro de poles a 95.

En una pista que encantó a todo la grilla por igual, el seis veces campeón del mundo estableció una vuelta de 1:15.144. Antes Valtteri Bottas dominó cada ensayo pero cuando llegó la hora crucial el finlandés solo pudo quedar a 59 milésimas de su compañero.

Las curvas rápidas de la pista de Mugello mostraron un paso bestial de los monoplazas, donde Hamilton voló más que ninguno y por ello se llevó el premio del primer cajón. Detrás de los pilotos de Mercedes saldrán en segunda fila los Red Bull del neerlandés Max Verstappen y el tailandés Alexander Albon.

La grata sorpresa en la parte de la Q3 fue la aparición de Charles Leclerc, quien colocó a Ferrari, de cara a la carrera 1000 del Cavallino, en un decente quinto lugar. El piloto de Mónaco superó a ambos Racing Point; el canadiense Lance Stroll y el mexicano Sergio Pérez -sancionado con un puesto por su toque de ayer con Kimi Raikkonen-.

Por último, el australiano Daniel Ricciardo (Renault), el español Carlos Sainz (McLaren) y el francés Esteban Ocon, en la otra máquina del gigante automotriz de su tierra. Asimismo, el ganador hace siete días, Pierre Gasly, hoy no pudo pasar del primer corte clasificatorio.

Mañana tendrá lugar un inédito Gran Premio de la Toscana, en una pista de Mugello que enamoró a todos los protagonistas y abre una ventana pensando a futuro como sede potable de la máxima categoría.