La décima fecha del Mundial de Fórmula 1 se desarrolló este domingo en Sochi, Rusia, en una prueba que dejó un cómodo triunfo de Valtteri Bottas (en un trazado donde tuvo su debut triunfal en 2017) merced a una rápida sanción para su compañero Lewis Hamilton. Pese al coronavirus el público fue habilitado en gran cantidad y 30 mil personas dijeron presente en las tribunas.

Antes del inicio de la carrera el séxtuple campeón del mundo, quien marcha sin oposición a una nueva corona y que buscaba aquí su victoria 91 para igualar la línea de Michael Schumacher, hipotecó sus chances al ensayar la largada por duplicado fuera del sector permitido por los comisarios. Así, recibió una doble penalidad de 5 segundos que cumplió en su detención -además de dos puntos en la licencia- para quedar fuera de la pelea.

El golpe de emoción que se podía esperar con la presencia de Max Verstappen desde el segundo lugar no terminó de configurarse. El neerlandés se mantuvo lejos del líder sin ponerlo bajo presión real. De esta manera el finlandés se llevó su segundo triunfo de 2020, en un trazado donde Mercedes ganó cada carrera desde la inclusión de la prueba en 2014.

Desde atrás Hamilton remontó para culminar en un decoroso tercer lugar, había caído al 11° tras la detención con recargo, luego de dominar ayer y firmar su octava pole sobre diez sesiones de este año. Una vez más ese ansiado triunfo 91 se le escapa al campeón del mundo, aunque tendrá revancha nada menos que en Nürburgring, hogar de Mercedes y tierra del Kaiser.

Sochi ofreció además complicaciones para los pilotos a través de la zona de marcadores colocada en la curva 2, donde las altas velocidades y el camino estrecho de retorno a la pista formaban un cóctel peligroso. Al inicio de la cita, Carlos Sainz impactó allí el muro y quedó fuera de carrera para decretar el único Safety Car del día. Asimismo, también penalizaron Ricciardo y Albon, mientras que Grosjean apenas se salvó

Detrás del podio se ubicó el mexicano Sergio Pérez, quien llegó a la cita sin actualizaciones en su Racing Point y se lleva la única renta del equipo debido al abandono tempranero de Lance Stroll. En quinto arribó Daniel Ricciardo (Renault), volando sobre el cierre para abrir una ventana que lo dejó a salvo del sexto, Charles Leclerc (Ferrari).

Para finalizar las posiciones puntuables contaron con Esteban Ocon, en la otra máquina del rombo, Daniil Kvyat y Pierre Gasly -ambos pilotos de AlphaTauri- y cerrando en décimo Alexander Albon (Red Bull). Además, Kimi Raikkonen se dio el gusto de empardar las 122 largadas de Rubens Barrichello.

Pese al triunfo, algo que no conseguía desde el inicio de la temporada en Austria, Bottas recortó solo 11 puntos en la lucha con su compañero por el título. En dos semanas volverá la Fórmula 1, con el Gran Premio de Eifel, en Nürburgring. ¿Será al fin el día que Hamilton haga caer el récord absoluto de victorias de Schumacher?