La clasificación sobre el circuito de Shanghai, en la previa de la esperada carrera 1000 de la categoría más importante del automovilismo mundial, quedó en manos de Valtteri Bottas y su Mercedes W10, luego de ratificar el dominio que exhibió por la mañana en la última práctica libre.

Séptima pole para el finés en la F1 gracias a su tiempo de 1:31.547, que superó por apenas 23 milésimas el registro de Lewis Hamilton. Así el campeón del mundo completó una primera fila de partida que vuelve a tener a ambas Flechas de Plata, como en la apertura del Mundial en Australia.

Detrás del poleman y su escolta quedaron las máquinas de Ferrari: la escudería de Maranello, en búsqueda del primer éxito de 2019, contará con el alemán Sebastian Vettel y el monegasco Charles Leclerc partiendo en tercera y cuarta colocación respectivamente, calcando prácticamente el mismo registro para quedar a tres décimas de la cima.

La qualy ofreció además una escalara clara en la clasificación con la presencia de los equipos que luchan desde atrás. Red Bull contará con el holandés Max Verstappen (quinto) y el francés Pierre Gasly (sexto) por delante de los pilotos de Renault, el alemán Nico Hulkenberg y el australiano Daniel Ricciardo, y los representantes de Haas, el danés Kevin Magnussen y el galo Romain Grosjean.

Esta vez el potencial de McLaren no se mostró y sólo superaron a Williams para evitar el fondo de la grilla. Además Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo) y Alexander Albon (Toro Rosso) -con un espectacular despiste en la práctica 3- no pudieron tomar la prueba definitiva de este sábado.

Mañana, en la madrugada argentina, se pondrá en marcha la tercera fecha del Mundial 2019 en una cita que quedará en el recuerdo: sólo faltan horas para la esperada carrera número 1000 del Gran Circo de la Fórmula 1 y todo puede pasar en el asfalto chino.