La máxima categoría del automovilismo, la Fórmula 1, vivió la apertura del calendario 2020 en el Red Bull Ring, donde esta vez el dueño de casa no pudo hacer nada ante el dominio del Mercedes de Valtteri Bottas.

El finlandés aprovechó al máxima el control que ejerció desde el inicio hasta la caída de la bandera a cuadros. En el trascurso debió soportar el asedio de su compañero, el británico Lewis Hamilton, siempre cerca debido a tres safety car, hasta que el seis veces campeón se tocó con el tailandés Alexander Albon (Red Bull) y fue recargado con cinco segundos.

Sin dudas, Bottas se erigió en uno de los grandes ganadores del domingo: 25 puntos de renta no está nada mal. Aunque claro está la presencia en el podio del monegasco Charles Leclerc (Ferrari) y del británico Lando Norris (McLaren) también los dejó con una sonrisa de oreja a oreja.

El piloto del Cavallino aprovechó las cuantiosas deserciones en la grilla para llevarse 18 puntos con un monoplaza que no está a la altura. Mientras tanto el joven piloto de Woking (escuadra que sumó además con el quinto puesto de Carlos Sainz) apretó en la vuelta final para lograr la vuelta rápida, y por lo tanto el punto extra además de su primer podio y las 15 unidades que otorga.

Por otra parte, Hamilton se marchó con un sabor agridulce. Tuvo el coche para ir al frente, pese al disgusto del box de Mercedes, pero finalmente tras el último relanzamiento un toque discutido con Albon lo privó del podio.

Inmediatamente producida la maniobra (con el mismo protagonista de aquella en Brasil 2019) los comisarios lo cargaron con cinco segundos. No obstante en las cámaras se observa que Hamilton no se corrió de su línea, por lo que todo se resume en toque de carrera producto del exceso de confianza de Albon, quien peleó por fuera en una curva cuando tenía gomas para pasar sobrado en otra instancia e incluso ir por la victoria.

Para Max Verstappen el panorama no resultó mejor, ya que en forma temprana su caja de cambios dijo basta, y con ello su anhelo de repetir los brillantes éxitos de 2018 y 2019. Sin embargo, fiel a su estilo en siete días buscará la revancha.

La decepción también llegó por vía de Sebastian Vettel, quien fue marginado de la Q3 ayer y hoy protagonizó un nuevo trompo acabando una décimo lugar con gusto a muy poco en su año despedida de Ferrari.

Asimismo, Racing Point tras el buen rendimiento de los días previos, y la controversia sobre la similitud con el monoplaza de Mercedes del año pasado, penó sobre el cierre por el motor y su humo constante sin solución. Así el mexicano Sergio Pérez (también recargado) cayó hasta el sexto lugar y el canadiense Lance Stroll abandonó.

Las complicaciones en pista continuaron hasta el cierre con hechos insólitos como el que sufrió el experimentado finlandés Kimi Raikkonen, cuando en un relanzamiento el neumático delantero derecho se desprendió del Alfa Romeo, y además una pinchadura fortuita marginó al ruso Daniil Kvyat (Alpha Tauri).

Con Ricciardo (Renault), Russell (Williams), Magnussen y Grosjean, ambos de Haas, también sin clasificar apenas once pilotos culminaron la prueba en pista, cerrando posiciones Pierre Gasly (Alpha Tauri), Esteban Ocon (Renault), Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo), el mencionado Vettel y el debutante Nicholas Latifi (Williams).

En siete días será la segunda parada de este calendario que por ahora tiene ocho fechas, en la misma punta aunque con otra denominación de carrera. Por lo tanto cada victoria cuenta. Hoy Bottas dio el paso inicial.