En Silverstone, la pista que hospedó al primer Gran Premio de la Fórmula 1 en 1950, la Máxima celebra este fin de semana la carrera en conmemoración del 70 Aniversario. Este sábado, a diferencia de lo ocurrido hace una semana, el finlandés Valtteri Bottas marcó la pole para buscar una victoria que lo acerque a la lucha por el título.

Unas 63 milésimas fueron la renta que cosechó el piloto de Mercedes sobre su compañero, el campeón del mundo Lewis Hamilton, que el domingo pasado se llevó todas las miradas con un increíble triunfo en tres ruedas. Decimotercera pole en el historial general del finlandés y la segunda de este 2020.

Inmediatamente detrás de la primera fila de partida se ubicó el alemán Nico Hülkenberg, quien cumple su última semana al volante de Racing Point en reemplazo de Sergio Pérez tras el positivo de COVID-19 del mexicano. Sin ver acción el domingo por una falla en el polémico RP20 hoy Hülkenberg dio muestra de sus condiciones y partirá en tercer lugar. El detalle es que será su carrera 178 y otorga así grandes chances de firmar al fin su primer podio y romper el récord negativo que lo persigue.

La segunda fila se completa con Max Verstappen: el neerlandés irá por una estrategia distinta al ser el único en partir con neumáticos duros (ante la gama más blanda de tres compuestos que presentó aquí Pirelli). Una vez más las diferencias en Red Bull fueron considerables ya que su compañero, el tailandés Alexander Albon, apenas firmó el noveno mejor crono.

La lucha por sobrevivir en el medio del pelotón vio hoy vencedor al australiano Daniel Ricciardo, con un quinto puesto importante para Renault tras logar hace una semana su mejor colocación en carrera (cuarto puesto). Detrás clasificó sexto el canadiense Lance Stroll, con el otro Racing Point, y el francés Pierre Gasly, séptimo con el mejor Alpha Tauri.

Párrafo aparte para Ferrari, que una vez más apenas pasó el corte de la Q3 gracias al monegasco Charles Leclerc (octavo), quien en esa manga definitiva solamente venció al propio Albon y al local Lando Norris, en un día gris para McLaren. El otrora cuatro veces campeón del mundo, el alemán Sebastian Vettel, quedó víctima de un monoplaza que no funciona y cerró undécimo -ganando un lugar ante la penalidad de cinco lugar a Esteban Ocon-.

El Gran Premio 70 Aniversario espera entregar emociones fuertes, en una lucha por el título que sólo Bottas puede encender. Hoy, al menos, pudo vencer a Hamilton. En carrera esperará que no se le quemen los papeles.