Luego de nueve etapas que incluyeron pasadas por los caminos rocosos del Brinco, junto a un bucle en el Autódromo de León y una especial sobre las calles de la ciudad, el seis veces campeón del mundo francés logró solventarse en la cima de la general.

La edición 2019 se cobró la esperanza de varios pilotos del WRC, en una prueba que demuestra su dureza año tras año. Este sábado quien lo sufrió fue el británico Kris Meeke, quien al comando del Toyota Yaris estuvo siguiendo los pasos del C3 hasta que un pinchazo lo retrasó para entregar la posición a manos del galés Elfyn Evans. El piloto del M-Sport, excompañero de Ogier, lo sigue a 27 segundos en otra buena presentación en esta temporada. Por su parte, Tanak sigue agresivo en su deseo de victoria y ahora recortó para quedar tercero a 2,2 del escolta.

Dos fueron los éxitos de etapa que acumuló Ogier este sábado, uno compartido con el finlandés Jari-Matti Latvala, que reenganchado busca cosechar algunos puntos de cara al cierre de esta tercera fecha. Misma situación viven el español Dani Sordo y el noruego Andreas Mikkelsen, ambos con Hyundai, en una prueba que tiene a un selecto grupo del WRC todavía en carrera.

Cuarto se encuentra por ahora el belga Thierry Neuville, hombre fuerte de la automotriz surcoreana, aunque a más de un minuto de Ogier. Cierra el top cinco Meeke, perdiendo casi cinco minutos. Dentro de los nombres de vanguardia se destacan además varios latinos: el mexicano Benito Guerra está sexto, un lugar más atrás se ubica el boliviano Marco Bulacia y el también local Ricardo Triviño es 9no.

Mañana se esperan sólo tres tramos, con la pasada por Las Minas que hará las veces de Power Stage y que otorgará puntaje extra para los cinco primeros. ¿En manos de quien quedará la ganancia de este Rally México que celebra su decimosexta edición dentro del calendario mundial?