Todavía sigue encendida una llama verde de esperanza para el Trébol, que merced al éxito fácil contra el elenco de Jacques Brunel puede lograr el bicampeonato. Por el momento Gales lidera con 16, Inglaterra tiene 15 e Irlanda trepó a 14. Una victoria para los de Warren Gatland los coronará ya que el Grand Slam otorga tres puntos extra, pero si conoce la derrota e Inglaterra consigue el total de los puntos el campeonato cambiará de manos. Por último, por qué no pensar también en una carambola que corone a los de verde.

La espectacularidad del Seis Naciones se mantiene año a año, y esta edición 2019 no es la excepción con tres seleccionados que llegan con chances al cierre. Irlanda, el último en discordia, logró mantenerse en carrera con la victoria 26 a 14 que cosechó ante Francia en Dublín.

El elenco de Joe Schmidt prácticamente ni transpiró para firmar un éxito con bonus un desalmado XV galo, que apenas logró visitar el territorio rival sobre el cierre para decorar el score. Desde las formaciones fijas el local mostró su dominio y justificó las diferencias que separan al segundo mejor equipo del ránking con un rival todavía en pañales a falta de seis meses para la Copa del Mundo.

Apenas iniciadas las acciones en el Aviva Stadium el hooker Rory Best se zambulló en el in goal desde un line y maul que resultó imparable. El asedio verde continuó durante toda la primera mitad, y tras un ataque frustrado, el apertura Johnny Sexton llegó al try luego de un movimiento con espalda y redoble que le abrió los caminos al diez.

Antes del descanso un movimiento por el flanco derecho del ataque de Irlanda, liberó espacios para permitirle al ingresado Jack Conan poner la tercera diana de la tarde. Un paso solamente separaba a Irlanda del bonus y sobre los cinco del complemento Keith Earls emprendió una carrera incontestable luego de un maul que hizo mella.

Trabajo completado y por consiguiente relajo doloroso para el Trébol, que en forma inexplicable dejó crecer a Les Blues que le pagó con los tries de Yoann Huget y Camille Chat. Una marca que opaca un triunfo que sin embargo le permite seguir soñando a los de verde.