El mejor tenista argentino del ranking ATP, Diego Schwartzman, derrotó por 6-2, 6-3 y 7-6 (9-7) a Dusan Lajovic y avanzó a los octavos de final del Abierto de Australia por segunda vez en su carrera.

En los dos sets iniciales el formado en Náutico Hacoaj mostró un juego sólido ante el serbio, equívoco con sus tiros y entregando errores no forzados que fueron claves. De cara a la última manga, la más cerrada del partido, Schwartzman logró imponerse en el tie break para conquistar el boleto a octavos.

Su próximo rival será otro serbio, nada menos que Novak Djokovic, en una verdadera prueba de fuego para alcanzar por primera vez los cuartos de final en el Grand Slam australiano.