La tarea de Gabriel Heinze en Liniers es un gran ejemplo de cómo trabajar con juveniles y potenciarlos en la máxima categoría, sin embargo el DT quiere un nombre importante que aporte desequilibrio en ataque. El apuntado es Ricardo Centurión y se lo solicitó a la dirigencia, que en la voz de su mandamás aseguró que “se dará una reunión” con su representante.

Viene de rescindir su préstamo en San Luís de México y en Racing, dueño de su pase, no quieren saber nada con abrirle las puertas nuevamente. Entonces la idea es negociarlo y las propuestas sobre la mesa no faltan.

“Como futbolista, a cualquiera le gustaría contar con Centurión. Es un jugador bárbaro. Pero también sabemos los problemas que tuvo. Hay muchas cosas que resolver y analizar antes de tomar la decisión final”, aclaró en diálogo con Radio La Red AM910.