Por fin se acabó la espera para los amantes del automovilismo, y en Austria la Fórmula 1 inició las actividades en la primera fecha de la doble que abre el calendario, por ahora compuesto por ocho paradas. El flamante FW11 dominó la sesión.

La acción en Spielberg tuvo a las Flechas de Plata, pintadas de negro esta temporada en la lucha contra el racismo impulsada por Lewis Hamilton, al frente del clasificador. El vigente campeón del mundo, quien irá por igualar los siete de Michael Schumacher, lideró ambos libres dejando el mejor crono: 1:04.304.

Sin dudas en la punta no se vislumbran cambio alguno ya que el finlandés Valtteri Bottas acaparó la segunda colocación, dejando a los rivales a más de medio segundo se su estela. El trabajo deberá ser arduo para quien ose desafiar a la escudería alemana y un sistema DAS que permite un margen de ganancia renovable vuelta por vuelta al contar con doble dirección.

Ante ello reclamó Red Bull, que con la figura del holandés Max Verstappen aspira a la corona, y que en pista cerró en octavo lugar luego de ser cuarto por la mañana. Resta por ver si el reclamo abre una ola de quejas, y para ello será fundamental el desarrollo en la clasificación del sábado y en la carrera del domingo.

Mientras tanto en los libres dos sorprendido el Racing Point del mexicano Sergio Pérez, en una unidad motorizada por Mercedes y que es un calco al FW10 de la temporada pasada, y que arribó en tercer lugar, superando incluso a Sebastian Vettel y su Ferrari.

Para Maranello la jornada fue negra desde lo deportivo y también en la faceta comunicacional, con la falta de entendimiento entre los dichos de pilotos y del equipo. Solo en la tarde el saliente piloto alemán logró salvar la ropa ya que Charles Leclerc apenas cerró noveno.

En la zona media sí se promete una gran batalla entre Renault, McLaren, Force India, Alpha Tauri y Haas, y es allí donde buena parte de las emociones pueden concentrarse a la vista del rendimiento superlativo que en la apertura alcanzó Mercedes.

Así, siete meses después de la última sesión oficial en un fin de semana de Gran Premio, la Fórmula 1 ya está en marcha. Mañana se espera el desarrollo de los libres 3, y luego la qualy, para el domingo darle lugar a la primera de las dos citas en Austria.