La séptima fecha del calendario tuvo su parada en Canadá, y como es habitual el trazado urbano de la isla de Notre-Dame no defraudó. Espectáculo y lucha tanto en pista como estratégicamente, y un triunfo de Lewis Hamilton -el séptimo en aquel país para igualar la línea de Schumacher y el 78 en su historial general- que será sin dudas recordado.

Al desplegarse la bandera a cuadros el moreno no fue el primero en recibirla ya que Sebastian Vettel llevó a la Ferrari al ansiado triunfo en este 2019. Sin embargo la suerte ya estaba echada para Seb, quien presó de los problemas de freno que sufrió durante la cita, al llegar a una chicana no logró controlar su máquina y se pasó de largo. El inconveniente fue que al retornar a pista se coló en la línea de carrera de su perseguidor Hamilton, quien debió hacer malabares para no chocar contra la SF90 ni el muro.

La polémica quedó instalada desde allí, y Vettel hizo sentir todo su enojo primero por radio, y luego al terminar los 70 giros no llevó el monoplaza a la premiación, donde además cambió los carteles colocando el número 2 frente al Mercedes de Hamilton y dejando el 1 frente al espacio vacío. Una vez el podio una muestra de respeto mutuo fue que el británico lo invitó a subir al escalón más alto. Aunque claro está la fría estadística refleja el quinto triunfo del vigente campeón en este 2019 para tomar una ventaja de 29 puntos sobre su compañero Valtteri Bottas.

Además el final de la carrera ofreció el tercer puesto de Charles Leclerc, quien nunca se pudo meter en la estela de Hamilton para aliviar la presión de este sobre Vettel. Asimismo fue el último piloto en ritmo de punta ya que Bottas (Mercedes) y el holandés Max Verstappen (Red Bull) cruzaron la meta a más de cincuenta segundos. Por su parte el australiano Daniel Ricciardo culminó sexto a una vuelta tras batallar con sus dos predecesores, superando igualmente a su compañero alemán Nico Hulkenberg.

Por último las posiciones puntuables se completaron con el piloto francés de Red Bull, Pierre Gasly, el local Lance Stroll (Racing Point) y el ruso Daniil Kvyat con Toro Rosso. A fin de cuentas en Canadá, y pese a la polémica, se confirmó la constante este año: pasan las fechas y Hamilton sigue imbatible al frente del Mundial, sumando hoy su tercer triunfo al hilo. La próxima parada será en dos semanas en otro circuito histórico como Paul Ricard, en Francia.