Una vez más Roger Federer hizo historia, aunque esta vez con un triunfo lejano a las instancias decisivas del primer. Sin embargo imponerse en forma heroica para avanzar a octavos le valió su triunfo número 100 en el Abierto de Australia.

El suizo levantó un partido que tuvo casi perdido contra el local John Millman (47) luego de cuatro horas: 4-6, 7-6 (2), 6-4, 4-6 y 7-6 (8) fue el éxito para Federer luego de estar 8-5 en el tie break decisivo.

Ahora, el ganador de 20 títulos de Grand Slam, chocará en la próxima ronda contra el húngaro Marton Fucsovics (67), quien viene de eliminar al estadounidense Tommy Paul con un cómodo 6-1, 6-1 y 6-4.