La categórica derrota que ayer sufrieron Los Pumas ante Inglaterra había puesto contra la pared al equipo de Mario Ledesma, a sabiendas de que el éxito de Francia significaría el adiós a Japón 2019, y esta madrugada Les Bleus vencieron a Tonga para consumar la prematura eliminación.

Los galos vencieron a los oceánicos por 23-21, en Kumamoto, y así se aseguraron uno de los dos boletos, junto a la Rosa, para la próxima instancia de esta novena Copa del Mundo.

El triunfo de Les Bleus no tuvo demasiadas luces pero fue suficiente para lograr el objetivo de salir con vida en el grupo C. En total los 80 minutos entregaron tres tries de cada lado, con la actuación destacada del francés Romain Ntamack, autor de 13 puntos mediante tres penales y dos conversiones.

Igualmente Tonga aceleró en la parte final del partido y estuvo cerca de concretar el milagro, aunque no fue suficiente y así imposibilitó que Los Pumas sigan con chances de vencer a Estados Unidos en su última presentación.

De esta manera el seleccionado argentino no pudo revalidar el cuarto puesto logrado en Inglaterra 2015 y volvió a quedar eliminado en fase de grupos como no sucedía desde Australia 2003.