Con el festejo atragantado se quedó Toronto en el quinto punto de la serie en las finales de la NBA, al no poder hacer el 3-1 que tenía a su rival sumado a la localía. Enfrente estuvo un quinteto de los Warriors que supo reponerse al bajón que supuso la pérdida de Durant, en el segundo cuarto, y se llevó una victoria que le da esperanza de cara al próximo jueves en Oakland.

El trabajo de los Splash Brothers fue decisivo y tanto Stephen Curry como Klay Thompson intervinieron en un total de 77 de los 106 puntos que anotaron los de Steve Kerr. Curry aportó 31, bajó 8 rebotes y entregó 7 asistencias. Por su parte el alero sumó 26 unidades con 6 rebotes frente al canasto.

Por su parte esta vez el dueño de casa no pudo torcer el rumbo del juego pese a que la franquicia canadiense tuvo la última pelota en su poder. La figura una vez más resultó Kawhi Leonard con 26 puntos y 12 rebotes, en compañía de Kyle Lowry y sus 18 puntos.

Sin embargo la lesión de Kevin Durant, en su trunco regreso a las canchas, acaparó la atención cuando se jugada el segundo cuarto. Con el paso de las horas el diagnóstico no pudo ser peor: lesión en el talón de Aquiles y baja confirmada para la parte final de la serie. El jueves Golden State buscará otro triunfo para llevar todo al séptimo partido, con los Raptors a un éxito de su primera corona.