Pasó una nueva fecha de la Fórmula 1 y el espectáculo esta vez se centró lejos de la punta, ya que Lewis Hamilton ganó sin objeciones para elevar su cuenta a 85 victorias en la máxima categoría. Así, apenas seis victorias separan al británico del récord que por ahora pertenece al alemán Michael Schumacher.

Con miras al primer tercio de la prueba Hamilton superó sin problemas la parada en boxes y con los neumáticos medios se embarcó hasta ver la bandera a cuadros. Para Bottas la situación no fue igual: el finlandés estiró la detención y la caída del ritmo lo llevó al tercer lugar. Desde allí debió batallar para superar al neerlandés Max Verstappen (Red Bull) recién a cuatro giros del final.

Con el correr de las vueltas las batallas se centraron en la zona media del pelotón, siempre entre compañeros. Primero ambos Renault, hasta el abandono del francés Esteban Ocon, luego por medio de los pilotos de Racing Point, y por último con los monoplazas de McLaren.

Buena parte del espectáculo se la robó el mexicano Sergio Pérez, quien desde el 17° lugar trepó al 6°. En las giros finales un toque con el tailandés Alexander Albon, cuarto con el otro Red Bull, dañó su alerón delantero y lo llevó a perder el quinto lugar en manos de Lando Norris (partió noveno).

Los últimos puntos en disputa fueron peleados hasta el final y en plena recta quien terminó imponiéndose fue el canadiense Lance Stroll, con el otro Racing Point, por sobre el australiano Daniel Ricciardo (Renault) y el español Carlos Sainz (McLaren), abrochando este el punto extra de la vuelta rápida. Por último, el ruso Daniil Kvyat (Alpha Tauri) cerró el top ten.

De esta manera el clasificador tiene a Valtteri Bottas como líder del Mundial con 43 puntos, cinco más que Lewis Hamilton. El tercero es Lando Norris, en una posición espectacular para la escudería de Woking.

El ritmo no se detiene en la Fórmula 1 y la próxima semana se vivirá la tercera carrera de la temporada en Budapest, la capital de Hungría.