La selección masculina de vóley Sub-23 alcanzó las semifinales del Mundial que se disputa en Egipto, tras vencer por 4-0 a China e hizo historia.

El seleccionado argentino dirigido por Camilo Soto se metió por primera vez entre los cuatro mejores, tras un categoórico triunfo sobre el combinado asiático -fue 4-0 con parciales de 15-8, 15-9, 15-9 y 15-9.

De esta manera, y por la derrota de Rusia ante Irán, la Selección quedó primera en la Zona B y deberá enfrentar a Cuba.