Instancias de definición se viven del otro lado del mundo en el certamen ecuménico del deporte ovalado. Esta madrugada, en Japón, Inglaterra y Nueva Zelanda cumplieron con la chapa de candidatos y se medirán en semifinales luego de imponerse respectivamente ante los Wallabies y el Trébol.

En siete días chocarán en Yokohama para dirimir al primer finalista, tal como ocurrió hace 24 años atrás en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Sin dudas los 80 minutos enfrentarán a los mejores equipos del mundo.

Esta madrugada, a primer turno y en Oita, el XV de la rosa derrotó por 40-16 a Australia, tras golpear con efectividad y luego reponerse en el complemento cuando los oceánico lograron quedar a un punto en el score.

Dos tries de los europeos en la parte inicial, por medio del wing Jonny May y un penal y ambas conversiones del apertura Owen Farrell abrieron una brecha que Christian Lealifano limó con tres patadas a los palos.

En el complemento Australia reaccionó con una corrida del wing Marika Koroibete que terminó en el único try de los Wallabies, que con la conversión quedaron un punto por debajo. Sin embargo, Inglaterra reacción y el pilar Kyle Sinckler aprovechó un hueco para marcar por primera vez con esa camiseta.

En una ráfaga el pie de Farrell estiró la ventaja con tres envíos y se abrió una luz de catorce puntos que Antony Watson terminó de establecer con un try de intercepción para dejar el 40-16 final.

Por su parte, el duelo posterior mostró las credenciales de los bicampeones mundiales que tras 80 minutos borraron de la cancha a su rival para apresurar el fin del exitoso ciclo de Joe Schmidth.

Desde la conducción de Richie Mo’unga y Aaron Smith, los de negro tomaron rápidas ventajas apenas iniciado el duelo en Tokio. Doblete del medio scrum y una conquista de Beauden Barrett, con dos aciertos del diez, pusieron el 22-0 que sentenció la parte inicial.

Los de Steve Hansen maniataron al Trébol, que poco a poco se fue del partido sin exhibir ninguna de las armas que lo hicieron candidato al título. Mientras tanto la marea negra continuó su marcha y se intensificó incluso con cuatro tries firmados por Codie Taylor, Matt Todd, George Bridge y Jordie Barrett, y pese a que Robbie Henshaw y un try penal maquillaron el score, el pitazo final reveló un categórico 46-14.