Luego de una vida dedicada al automovilismo Whiting dijo adiós a los 66 años producto de una embolia pulmonar. Nacido el 12 de agosto de 1952 en Kent, Inglaterra, formó parte de la organización del Mundial de F1 desde 1988, y accedió al cargo de director de carreras en 1997.

“Es con una inmensa tristeza enterarme del repentino fallecimiento de Charlie. Conozco a Charlie Whiting desde hace muchos años y fue un gran director de carreras, una figura central e inimitable en la Fórmula 1 que encarnó la ética y el espíritu de este fantástico deporte. La Fórmula 1 perdió un amigo fiel y un embajador carismático en Charlie”, remarcó Jean Todt, presidente de la FIA.

Whiting tuvo sus primeros compases en el automovilismo como navegante y luego incursionó en los equipos Hesketh y Brabham, a fines de los 70 y durante la década del 80 logrando una fuerte amistad con Bernie Ecclestone, quien comandó los destinos de la categoría hasta el desembarco de Liberty Media.

“Todos mis pensamientos, los de la FIA y toda la comunidad de los deportes motorizados están con su familia, amigos y todos los amantes de la Fórmula 1”, concluyó por su parte Todt.