Luego de imponerse en todas las prácticas previas, el cinco veces campeón del mundo y actual monarca de la Fórmula 1, el británico Lewis Hamilton, estableció un tiempo de 1:20.486 que significó el récord de vuelta del trazado callejero de Melbourne. En su estela quedó su compañero finlandés Valtteri Bottas, el único que puso en aprietos sus aspiraciones de quedarse con el uno en la grilla.

Esta nueva pole, la número 84 de la carrera de Hamilton en F1 le permitió llegar a las ocho en Australia y así igualar la idéntica cantidad que Ayrton Senna y Michael Schumacher establecieron en San Marino y Japón respectivamente.

Sebastian Vettel no pudo más que poner a la Ferrari a siete décimas y así partirá tercero, demostrando una vez más el peso relativo que tienen los test ante unas Flechas de Plata que siempre guardan un as bajo la manga.

A último momento el holandés Max Verstappen (Red Bull) desbancó a la otra máquina de Maranello en control del monegasco Charles Leclerc. Detrás los hombres de Haas, Romain Grosjean y Kevin Magnussen, lograron posicionarse en el sexto y séptimo cajón de salida. El inglés Lando Norris se mostró sólido en su debut y puso al McLaren en octavo lugar, superando a Kimi Raikkonen (Sauber) y Sergio Pérez (Racing Point).

Asimismo la primera qualy del 2019 dejó preocupación en Renault y Toro Rosso, equipos que no lograron llegar al esperado Q3, como tampoco el francés Pierre Gasly (Red Bull) y el español Carlos Sainz (McLaren). Mañana, en la madrugada argentina, se apagará el semáforo y comenzarán las emociones fuertes de un año 2019 que pinta prometedor en la Fórmula 1.