Luego de pasar al rol de entrenador, y tras vincularse efímeramente en Baskonia de España, el exintegrante de la Generación Dorada volverá al mejor básquet del mundo haciendo historia desde su nuevo lugar.

La franquicia Brooklyn Nets anunció la llegada de Prigioni en la red social Twitter: “Pablo Prigioni acompañará en el equipo técnico al entrenador Kenny Atkinson”. Al mismo tiempo se oficializó que el brasileño Thiago Splitter, excompañero de Manu en San Antonio, será el nuevo observador de jóvenes talentos.

El otrora base cordobés, de 40 años, vuelve así al mejor básquet del mundo en donde supo decir presente como jugador en New York Knicks, Los Ángeles Clippers y Houston Rockets, luego de su exitoso paso por Baskonia (antes Tau Cerámica) en la Liga ACB.

La tarea no será fácil para Atkinson, y su asistente Prigioni, luego de tres campañas donde la franquicia se mantuvo entre las peores de la liga. Esta temporada se quedó al margen de los Playoffs con un registro de 28 victorias y 54 derrotas.