La actividad oficial de la NBA en el complejo Disney World, ubicado en Orlando, está a punto de comenzar. Ya se disputaron amistosos, y tras tomar parte en uno de ellos, LeBron James, la estrella de Los Angeles Lakers, aprovechó los micrófonos para dejar un mensaje frente a los reclamos impulsados por el Black Lives Matter.

“Mucha gente habla de ello como de un movimiento. Cuando sos negro, no es un movimiento. Es un estilo de vida. Nos sentamos acá y decimos que es un movimiento y, OK, ¿cuánto va a durar este movimiento? Desafortunadamente, en Estados Unidos y en la sociedad, no hubo ningún maldito movimiento para nosotros. Esto es una forma de la vida. Cuando te despertás y sos negro, eso es lo que sos”.

Además, James recordó el homicidio de Breonna Taylor, trabajadora de emergencias de 26 años quien fuera ejecutada por la Policía en su domicilio de Louisville en busca de drogas que jamás se hallaron: “Quiero seguir arrojando luz sobre la justicia para Breonna y su familia. Queremos arrestar a los policías que cometieron ese crimen. La NBA, y nosotros como los jugadores, y yo como uno de los líderes de esta liga, quiero que su familia sepa y que Kentucky sepa que lo sentimos y queremos justicia”, afirmó el jugador insignia de la tradicional franquicia californiana.

Para finalizar, el tres veces campeón de la categoría y además MVP en cuatro ocasiones, valoró que esa lucha desigual alimenta el espíritu de lucha de la comunidad negra: “Por un paso que otra persona podría tener que dar, sabemos que los negros tenemos que dar cinco pasos más. Pero eso nos hace tan fuertes, nos hace tan poderosos, nos hace tan únicos, porque tuvimos muchas dificultades en nuestra vida. Es desgarrador y no lo van a entender, salvo que sean una persona de color. Nunca van a entender realmente lo que es ser negro en América”.