En un estadio Charrúa desbordado por el bajo costo de las entradas y por el auge del rugby uruguayo, Jaguares tuvo su primer ensayo del año de cara al Super Rugby ante Los Teros, que en dos semanas afrontarán el inicio del Américas Rugby Championship.

El equipo argentino mezcló juventud y experiencia en la alineación titular con Mayco Vivas, Julián Montoya y Santiago Medrano en la primera línea, Guido Petti y Lucas Paulos en la segunda, Pablo Matera, Juan Manuel Leguizamón y Rodrigo Bruni en la tercera, Gonzalo Bertranou y Joaquín Díaz Bonilla como pareja de medios, Jerónimo de la Fuente, en su primer partido como capitán, y Matías Moroni en el centro de la cancha, junto a Rodrigo Moyano, Sebastián Cancelliere y Juan Cruz Mallía en el fondo.

Después de unos primeros cinco minutos llenos de imprecisiones en el manejo de la pelota, Jaguares comenzó a mostrar su jerarquía y se hizo fuerte en las formaciones fijas. Así fue como llegó el primer try a través de un scrum, formación tan menospreciada con el correr de los años en Argentina, en las cinco yardas rivales. Rodrigo Bruni levantó la pelota y se desprendió para conseguir los primeros cinco puntos del partido, que luego se transformaron en siete con la conversión de Díaz Bonilla.

Uruguay había dejado de tener posesión y sólo se dedicaba a tacklear y aguantar los embates argentinos, que eran interrumpidos por los penales de los locales. Minutos después, Jaguares volvió a golpear desde una formación fija. Un maul, producto de un line en las cinco yardas, que no hizo más que ir para adelante para que Julián Montoya sólo tenga que dejarse caer dentro del ingoal para sumar la segunda conquista, que volvió a ser una jugada de siete con el acierto en el envío a los palos de Díaz Bonilla.

El tercer try también tuvo su origen en el predominio de la franquicia argentina en el scrum. Los uruguayos retrocedieron con infracción, después de tres fases de pick and go Bertranou abrió el juego, Bruni generó un quiebre ante una defensa que salió desordenada, tomó la marca y le sirvió la conquista libre de marca a Matías Moroni. Con la conversión de Díaz Bonilla, el marcador quedaba 21 a 0 para los visitantes.

Los argentinos eran conscientes de su superioridad en las formaciones fijas y es por esto que, ante un nuevo penal forzado en un scrum, volvieron a buscar un line y maul, similar a la  jugada del segundo try. Luego del empuje y el desmoronamiento de la oposición de Los Teros, el pack de Jaguares volvió a ingresar casi sin oposición al ingoal para que Montoya apoyara su segundo try. En su última intervención del partido, Díaz Bonilla volvió a acertar con la patada para finalizar con un 100% de efectividad en los envíos a los postes.

 

Con tiempo cumplido nació la contra de Jaguares luego de un despeje con el pie de Uruguay. Moyano tomó la pelota, rompió un tackle y generó la inercia necesaria para que con un simple pasamano Santiago Chocobares, que había ingresado a los 30 minutos, habilitara a Juan Manuel Leguizamón, que apoyó en la bandera. Con la conversión de González Iglesias, que había reemplazado a Tito Díaz Bonilla, Jaguares se marchó 35 a 0 arriba en el marcador.

En el segundo tiempo el equipo argentino salió con un equipo totalmente renovado, sin ninguno de los jugadores que completaron los primeros 40 minutos. La aparición más esperada fue la de Joaquín Tuculet, 265 días después de haberse roto los ligamentos cruzados en la gira de la franquicia por Oceanía en el último Super Rugby.

Al ser una alineación que estaba teniendo sus primeras acciones en el año, en el inicio de la segunda mitad volvieron a aparecer las imprecisiones que ralentizaron el ritmo del partido. De hecho, el primer lanzamiento de juego con ritmo culminó en try de Bautista Delguy debajo de los palos tras un gran quiebre de Matías Orlando.

Minutos más tarde, el generador se convirtió en anotador. Kiki Mendy, medallista de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, aprovechó un knock on de Uruguay y desbordó pegado a la línea. El jugador formado en Los Tilos fue frenado a centímetros del ingoal y, en la siguiente fase, Orlando recibió el pase de Martín Landajo para anotar su primera conquista.

Luego llegó el momento de los debutantes. Mendy y Gaspar Baldunciel, hooker que fue campeón con Alumni en 2018, se estrenaron con un try cada uno, aunque solo el segundo fue convertido por Domingo Miotti, que había ingresado por González Iglesias.

Así fue como terminó el primer partido de Jaguares en 2019, con una goleada 61 a 0 ante Uruguay que, pese a no contar con diez de sus habituales titulares por compromisos con sus clubes europeos, fue un rival de mayor jerarquía que Argentina XV, combinado contra el cual la franquicia siempre se medía en la pre temporada.

Por Facundo Osa.