Este jueves una de las leyendas máximas del boxeo mundial, el panameño Roberto Durán, conocido como Manos de Piedra, resultó positivo de COVID-19 y debió ser hospitalizado.

“Acaban de llegar los exámenes de mi papá y confirman que es positivo de COVID-19. Gracias a Dios por ahora no está con síntomas más allá de un resfriado”, informó su hijo Robin.

Por prevención Durán se trasladó al centro de salud en Panamá tras sentirse un “poco resfriado” y como prevención por sus 69 años y al no tener al ciento por ciento un pulmón debido a un accidente automovilístico que sufrió por 2001 en Buenos Aires.

“Acabamos de hablar con el doctor y nos comenta que los pulmones están bien y no hay indicios de gravedad”, agregó su hijo sobre el comunicado.

Por último de cara a la salud del cuatro veces campeón mundial de boxeo Robin agradeció la preocupación por su padre y cerró con esperanza en la recuperación: “Solo sigue bajo observación. Sigamos teniendo fe que todo saldrá bien. Los mantengo informados”.