Luego de alcanzar su mejor performance en la saga Masters 1000, en el polvo de ladrillo de la capital italiana, el Peque chocó con el mismo verdugo de Juan Martín Del Potro en los cuartos de final. Tras dos horas y media de partido Nole logró imponerse y así reeditará una nueva final contra Rafael Nadal, al igual que en las ediciones 2009, 2011, 2012 y 2014.

Los parciales marcaron la victoria del serbio por 6-3, 6-7 (2) y 6-3, dejando una paridad que se mantuvo en varios aspectos del juego, incluso Djokovic (mañana buscará su quinto título en Roma) terminó con 95 puntos ganados contra 85 del formado en el Club Náutico Hacoaj.

Más temprano este sábado el Matador derrotó al griego Stefanos Tsitsipas por 6-3 y 6-4 para alcanzar su undécima final y poder defender el título de 2018 que representó el octavo y por ahora último que supo conquistar en el Foro Itálico.