El escándalo tras el torneo organizado por Nole preocupa al mundo de tenis ante un escenario que se puede repetir cuando vuelva el calendario con el plato fuerte del US Open. Diego Schwartzman, actual número 13 del ranking, se refirió a todo a los casos de coronavirus en el Adria Tour organizado por Novak Djokovic y el futuro del circuito, con su anhelo de disputar el Grand Slam y la ilusión postergada de estar en Tokio 2020.

“Hay que prepararse, puede pasar cuando volvamos. Es un buen aviso”, expresó el Peque en una entrevista con Arqueros, Ilusionistas y Goleadores (FM Club 94.7). Asimismo, la mejor raqueta argentina destacó el gesto de las iniciativa de Nole: “Está haciendo un esfuerzo enorme para que la igualdad entre los jugadores sea mayor. No se cuidó como se tenía que cuidar y lamentablemente le salió mal. Veo las buenas intenciones que tuvo de empezar a tener una preparación”.

Pensando en el regreso, con las fechas del calendario provisorio publicado por la ATP, se mostró preocupado por su condición y también de los colegas: “No sé cómo va a ser la vuelta. No sé si vamos a tener la cabeza cien por ciento en el tenis. No va a ser fácil desde el lado mental”.

“Quiero salir a competir ya. Si me dicen que el US Open es en dos semanas, tengo ganas de estar ahí, pero hay detalles que no sabemos. Si llega a pasar lo que pasó en el Adria Tour y si me contagio, no tenemos idea de quién lo resuelve”, agregó.

Un plato fuerte que se avecina es el US Open, y en ese sentido el tenista de Náutico Hacoaj afirmó que “es un acierto que haya dos torneos previos al Grand Slam” debido a que todo el escalafón va a necesitar mínimo “un mes para estar seguros, entrenar y competir en forma.

Para concluir el Peque lamentó la postergación para el año próximo de los Juegos Olímpicos de Tokio: “No puedo creer que pasó esto cuando iba a ser mi primer Juego Olímpico. Espero que el año que viene esté todo ordenado y podamos estar ahí, con público. Sería duro que no haya público. Mi fantasía en Tokio es entrenar lo más temprano posible y después irme a mirar los otros deportes y ver cómo se vive en la villa. Voy a intentar que me vaya bien, pero voy a disfrutar mucho más lo que es un juego olímpico”, cerró.