El camino de la selección argentina de rugby llegó rápidamente a su fin en tierras asiáticas y la victoria ante Estados Unidos por 47-17 abre una nueva ventana donde el rugby argentino deberá explotar un potencial que está latente.

En conferencia de prensa luego del partido el entrenador Mario Ledesma reconoció la amarga sensación que le deja esta tempranera salida: “Cuando recapitulas un poco, no llevamos a la cancha todo lo que habíamos practicado”, añadió.

Pese al “gusto a poco” que generó quedar eliminados en primera ronda, el Bocha también se mostró ilusionado de cara al “futuro esperanzador para el rugby argentino”.

Además el entrenador destacó también la actuación de los más jóvenes, que hoy tuvieron una actuación positiva ante Estados Unidos. “Dentro de todo el dolor de quedar afuera, son cosas que te hacen mirar al futuro con mejores ojos”, añadió.

Por último, Ledesma, quien estuvo acompañado por Pablo Matera en conferencia de prensa, aprovechó para agradecer a Japón por la hospitalidad y la organización durante todo el torneo.