Pasó una nueva qualy en la temporada 2021 de la F1 y una vez más ambas Flechas de Plata se pusieron por delante del resto. Igualmente el orden entre ambos pilotos se mantuvo ya que el británico Lewis Hamilton, como en Estiria y Hungría, logró imponerse al finlandés Valtteri Bottas.

En Silverstone, que esta vez será anfitrión de dos paradas consecutivas, el seis veces monarca de la categoría mostró sus pergaminos para romper el récord del trazado con un tiempo de 1:24.303. A la hora de la verdad, con la caída de la bandera a cuadros, de poco importó que su compañero dominara en la libre matutina y en las fases previas de la qualy.

Para Hamilton la pole significó su séptima en casa, quien se convirtió por lejos el más dominador en el mítico trazado, y además elevó su marca general en el historial general a 91. Solamente migajas parece dejar para el resto el piloto de Mercedes, claro dominador de esta década y con pocas estadísticas por romper: solo cinco éxitos lo separan de empardar los mismos festejos de Michael Schumacher.

En otro liga giraron los pilotos de Mercedes ya que recién a un segundo se ubicó tercero el neerlandés Max Verstappen (abriendo una brecha profunda con su compañero, el tailandés Alexander Albon, ubicado en el 12°). La segunda fila de partida se completa con el monegasco Charles Leclerc.

La situación es similar en Ferrari, aunque todo se agiganta por la magnitud del Cavallino y porque el relegado es un cuatro veces campeón del mundo como Sebastian Vettel. Hoy el alemán fue colista en la Q3 y partirá décimo.

Por su parte una escudería local como McLaren cerró con sus pilotos en buena posición: Lando Norris partirá quinto y el español Carlos Sainz, séptimo. Esta vez fue victoria en la lucha mano a mano con la francesa Renault, que alcanzó el octavo y noveno puesto con el australiano Daniel Ricciardo y el galo Esteban Ocon.

Mientras tanto para Racing Point las cosas no salieron como se esperaba. Por un lado el canadiense Lance Stroll, quien ayer dejaba el mejor tiempo, hoy no pudo pasar del sexto; su compañero ocasional, el alemán Nico Hülkenberg, apresurado reemplazo del mexicano Sergio Pérez tras dar positivo de COVID-19, mostró buenas sensaciones por la mañana pero falló en su intento decisivo en qualy y apenas clasificó 13°.

Mañana se escribirá un nuevo capítulo de esta singular temporada 2020 de la Fórmula 1. Desde la pole, pese a no ser determinante aquí como lo fue en la anterior parada en Budapest, Hamilton intentará sumar su séptimo triunfo en la mítica Silverstone.