Luego de un nuevo día de acción plena en Cerdeña, Daniel Sordo sigue controlando las acciones con el Hyundai i20. Descontento en los tramos de la tarde, tras una elección de neumáticos que no lo conformó, igualmente el español está de cara a repetir el éxito cosechado en 2019.

Cuatro tramos quedan por delante este domingo, entre ellos el Power Stage (que reparte unidades decisivas en este cierre del campeonato) y la renta de Sordo sobre Ogier trepa a los 27,4 segundos. El francés redobló la apuesta pensando en recortar la ventaja que tiene Evans y así logró superar a Thierry Neuville.

Para el belga el escenario no es alentador mientras ve como otro campeonato se escapa de su alcance. Sin embargo achicó la desventaja para quedar a 1,5 segundos de recuperar lo que era suyo.

En cuarto lugar marcha Evans, el líder del mundial con 97 unidades que aquí cargó con la obligación de abrir el camino y por ello cedió terreno desde el mismo viernes. Hasta el quinto escalón cayó el finlandés Teemu Suninen, luego de finalizar segundo ayer, luego de sufrir problemas en el diferencial y con el freno de mano.

Desde atrás cierran las posiciones de vanguardia el campeón del mundo, Ott Tänak, afectado por problemas en las suspensiones, y el francés Pierre-Louis Loubet, haciendo sus primeras armas en el WRC. Gus Greensmith y Takamoto Katsuta perdieron considerable terreno, mientras los finlandeses Esapekka Lappi y Kalle Rovanperä debieron abandonar en forma temprana.

Mañana los cuatro tramos decisivos marcarán el desenlace de este Rally de Italia, primera de las dos presentaciones que vivirá el país en este 2020 tras anunciarse la parada en Monza. Para Sordo la victoria está al alcance de la mano, y tras ver acción por primera vez desde marzo pasado, puede repetir aquel éxito inesperado de 2019.