Pese a la rápida partida de Los Pumas, la novena Copa del Mundo de rugby sigue su marcha del otro lado del globo, y esta madrugada Sudáfrica consiguió au pasaje a los cuartos de final.

Los Springboks, campeones en 1995 y 2007, confirmaron su eterna candidatura al título al golear a Canadá por 66-7 y al menos superar la línea de Nueva Zelanda antes del partido de los All Blacks ante Italia.

En un encuentro válido por el grupo B, disputado en el Kobe Misaki Stadium de la ciudad de Kobe, los Boks sumaron nueve tries por intermedio de Damian de Allende, S’Busiso Nkosi, Cobus Reinach (2), Warrick Gelant, Frans Steyn, Schalk Brits, Damian Willemse y Frans Malherbe, con ocho conversiones de Elton Jantjies. Mientras tanto para Canadá quedó el try de Matt Heaton convertido por Peter Nelson.

Al completar su participación Sudáfrica encabeza el grupo con 15 unidades luego de tres victorias y una derrota. Nueva Zelanda aparece segundo pero de superar a Italia, tal como se espera por la diferencia de jerarquía entre ambos, se quedará con la zona.

Así las cosas, y con el liderazgo de Japón en la zona A, los cruces de cuartos de final encontrarían a Nueva Zelanda ante los asiáticos y Sudáfrica midiendo fuerzas contra Irlanda, con la bisagra que significó la derrota contra los nipones en su primera presentación.