Luego de una dura batalla con la chilena Kobrich Schimpl, la promesa de la natación argentina, Delfina Pignatiello, logró imponerse en la prueba de 1500 metros libres y así sumar otro éxito tras los conseguidos en 400 y 800 libres.

Toda la prueba se desarrolló con un mano a mano con la experimentada nadadora cuatro veces medallista panamericana y ganadora del oro en 800 metros en Guadalajara 2011. Sin embargo en los 100 metros finales la multicampeona de los pasados Juegos Olímpicos de la Juventud logró abrir una brecha decisiva.

Así Pignatiello -en sus primeros JJ.PP.- logró ser la primera nadadora de la historia argentina que consigue ganar tres medallas de oro en los Panamericanos, desempatando la paridad que mantenía con Ana María Schultz (oro en 200 metros libres y 400 metros libres en Buenos Aires 1951) y Héctor Domínguez (200 metros pecho en 1951 y en México 1955).