Con su tercer éxito en fil en el Rally de Alemania, y el quinto triunfo del 2019, Ott Tänak se muestra firme en su intención de alzar el título del WRC a una década de su debut en la categoría. Este domingo cerró su faene en la décima fecha del año, donde edificó su ventaja desde los tramos iniciales para luego verse escoltado por sus compañeros.

A pedir de Toyota resultó la jornada de hoy al culminar con un inédito 1-2-3, firmando con Tänak al frente al imponerse en ocho etapas sobre 19 posibles, escoltado por el británico Kris Meeke a 20,8 segundos y con el finlandés Jari-Matti Latvala a 36 segundos de su estela.

Sin dudas el Yaris es el auto a vencer esta temporada, pero más allá de eso la fortuna fue determinante con el pinchazo que sufrió ayer Thierry Neuville. El piloto belga de Hyundai estaba a dos segundos de la cima cuando se retrasó, aunque hoy redujo el daño al quedarse con el Power Stage. No obstante Tänak tomó una ventaja de 33 puntos sobre su nuevo escolta, ya que Sebastien Ogier -culminó 8° en Alemania- se vio relegado al tercer lugar con 165 unidades contra las 205 del estonio.

En lo que hace a la décima cita del calendario, luego de los tres integrantes del podio apareció el español Dani Sordo, quien no penalizó en la etapa final para beneficiar a su compañero Neuville, que así culminó finalmente quinto. La batalla entre el finlandés Esapekka Lappi y noruego Andreas Mikkelsen terminó con el piloto de Citroën en el sexto lugar con cuatro segundos de ventaja.

Por último el seis veces campeón del mundo arribó octavo, sólo por delante de dos que están haciendo sus primeras armas con estas máquinas: el británico Gus Greensmith y el japonés Takamoto Katsuta, debutando este fin de semana. Asimismo el colista de la divisional fue el finlandés Teemu Suninen, reenganchado ayer tras abandonar rápidamente pero que se dio el gusto de escoltar a Neuville en el Power Stage.

Lo próximo en el calendario es el Rally de Turquía, en septiembre próximo. Luego se avecinan las citas de Gran Bretaña, España y Australia, que marcarán el final de la temporada 2019, donde Tänak parece tener ahora medio título en el bolsillo.