Roberto Abbondanzieri se incorporó al cuerpo técnico de Martin Palermo en 2012. Desde aquel entonces, pasaron por cuatro equipos: Godoy Cruz, Arsenal, Unión Española (Chile) y Pachuca (México). Con respecto a la relación entre los exjugadores de Boca, el Pato expresó: “Es mi hermano del fútbol, nos conocemos mucho y nos entendemos muy bien, por ahí no tenemos los resultados, pero falta experiencia. Es muy difícil ser entrenador, no creí que iba a ser así porque Martín es un ganador, va al frente y tenés que luchar con lo que te toca”, señaló.

En diálogo con 90 Minutos, el Pato contó una intimidad: “Hace dos meses me operaron del corazón y sólo lo sabía Palermo. Fui a jugar un amistoso entre Boca y River 20 días antes de operarme y no sentía nada, nunca tuve un malestar. Pero se estaba por caer una válvula y podía llegar a tener problemas en los pulmones y en el corazón”, reveló. Además, agregó: “Hace tiempo que tenía un soplo, ya en el tiempo en que jugaba en la Selección. Y ahora se me estaba rompiendo la válvula mitral y se me estaba yendo mucha sangre a los pulmones”, describió sobre la cirugía plástica a la que fue sometido.

Por otra parte, Abbondanzieri habló sobre la posibilidad de dirigir a Boca en el futuro: “La meta sería ésa. Conocemos mucho el club. Creo que podría haber llegado la posibilidad y Martín incluso tuvo algunas charlas con Burdisso”, indicó.

Para finalizar, se refirió a las diferencias entre Juan Román Riquelme (vicepresidente segundo de Boca) y Palemo: “Para que suceda (ser DT del Xeneize) tiene que haber una forma de trabajo buena y si no hay relación es complicado, no es como un equipo de fútbol que son 25 y cada uno puede juntarse con un grupo diferente. La imagen de Román es tan fuerte que por algo hoy Ameal es el presidente”, concluyó el ídolo del club.