Suena a locura, si. Es un jugador de relieve mundial, una figura de esas que cualquiera quiere tener y que es difícil de conseguir. Pero fue real. A Independiente le ofrecieron al delantero togolés Emmanuel Adebayor, quien en mayo quedó libre del Crystal Palace de Inglaterra y que actualmente se encuentra sin club.

Con pasado en Arsenal y Real Madrid, entre otros, fue ofrecido a Pablo Moyano, alguien que toma decisiones dentro del seno del club, ya que en Europa el libro de pases cerró el 31 de agosto. La chance rápidamente fue desestimada, no porque no sea del agrado de Gabriel Milito, sino porque la entidad de Avellaneda ya tiene todos sus cupos de extranjeros cubiertos con Campaña, Cristian Rodríguez, Diego Rodríguez y Vera.