Fue el mejor arranque de un técnico en la historia de la institución, pero hasta acá llegó. Para encontrar cuándo fue la última vez que el “Xeneize” y Miguel Ángel Russo se quedaron con las manos vacías luego de 90 minutos hay que escarbar bastante.

Casi un año atrás -pandemia de por medio-, el 8 de diciembre de 2019, Rosario Central (1-0) fue el verdugo por la fecha 16 de la Superliga, con gol de Sebastián Ribas al minuto 17. En ese entonces, Gustavo Alfaro era quien llevaba las riendas del equipo.

Por su parte, “Miguelito” no caía desde ¡2007! Sí, en su primera etapa en este banco de suplentes, se consagró campeón de la Copa Libertadores y fue derrotado en la final del Mundial de Clubes (4-2) ante Milan. Ese encuentro fue su último encuentro hasta su regreso en enero de 2020.