Tal como se preveía, la posibilidad de ser intervenido judicialmente, a casusa de las irregularidades de autorizar el ingreso a personas no esenciales en dicho espacio de partido de preparación ante Belgrano, se hizo efectiva.

Es que por cuestiones de sanidad, Rosario solo acredito a aquellas personas que sean indispensables para llevar a cabo el encuentro de preparación del fin de semana pasado. Al momento de entrar a la cancha, personal de seguridad e inspectores de la municipalidad, detectaron la estadía de personas ajenas al acontecimiento deportivo.

No obstante, la denuncia implora las declaraciones del vicepresidente Ricardo Carloni y al Intendente del Estadio, Sergio Quiroga, quienes expresaron la desalentadora situación que transita en los hinchas del club al no poder ver al equipo en acción. Por eso le habían permitido incidir en las gradas del gigante y ser proveedores de la acusación.

En consecuencia, el Sub Secretario de Seguridad Preventiva de Santa Fe, Diego Llumá presentó la denuncia en la fiscalía por “presuntas violaciones de los dirigentes en el encuentro ante Belgrano”.