La resolución de la Asociación del Fútbol Argentino considera las condiciones óptimas de cada deportista para ser parte del inicio de una nueva etapa. El viernes 30 comienza la Liga Profesional de Fútbol y en sintonía con ello, se recurrió a conceder la disposición de todos los futbolistas que habían recibido la pena máxima en la primera fecha de la Copa de Superliga.

El certamen que complementaba al anterior campeonato, solo dispuso de una fecha de encuentros, previo a los decretos nacionales por causas sanitarias de público conocimiento.

Por ende, quedan inhabilitadas las tarjetas rojas de Alan Ruiz (Aldosivi), Damián Batallini (Argentinos), Fernando Belluschi (Lanús), Harrinson Mancilla (Gimnasia), Joaquín Laso (Rosario Central), Pablo Galdames (Vélez), y Saúl Salcedo (Huracán).