La relación entre Alejandro Kohan y Ariel Holan se terminó en diciembre de 2017. Durante muchos años, el preparador físico integró varios equipos dirigidos por el entrenador. A más de dos años de aquella pelea, el Kohan dialogó con Siempre Rojo y recordó su paso por Independiente.

“Cuando Ariel me dijo que nos habían elegido para trabajar en Independiente me puse muy feliz. Hice todo lo que pude para que Ariel pueda trabajar en el fútbol. Cada uno cumplió su objetivo y terminamos el vínculo. No volvería a trabajar con él”, manifestó. Además, apuntó contra el entrenador: “Uno tiene que revisar los actos de la vida y no caer en la soberbia. Cada uno tenía una mirada de las cosas. Irme de Independiente significó un dolor muy grande a tal punto que después me costó mucho volver a agarrar un equipo”, resaltó.

Sobre la Copa Sudamericana conquistada por Independiente en 2017, expresó: “Ese equipo era muy dinámico. Bustos, Franco, Figal y Tagliafico empujaban desde atrás con mucha intensidad. Nos sirvió muchísimo la llegada de Nico Domingo. También Rigoni tuvo un primer semestre muy bueno. Sacamos el hambre de gloria de cada jugador y eso se notó mucho. Vos sabías que los que estaban en la cancha iban a dejar hasta lo último”, manifestó.

Por otra parte, habló sobre el presente del equipo: “Conozco a Pusineri, lo tuve de jugador. Espero que le vaya muy bien. No tengo dudas de que lo va a sacar adelante. Tiene capacidad y quiere mucho al club. De a poco Independiente se está estabilizando desde lo futbolístico. Tiene muchos pibes que juegan muy bien. Hay que tener paciencia”, opinó. Y por último, se refirió al nuevo manager de la institución: “El club está en buenas manos. Me pone muy contento la presencia de Jorge Burruchaga, va a aportar decisiones importantes”, cerró.