El grado de complejidad tendrá un adicional al anuncio que proclamó Claudio Tapia ayer en Casa Rosada. Los clubes de Primera División empiezan a entrenar de forma moderada el lunes 10 de agosto. Como era de prever, algunas provincias aun logran contener la masividad de casos positivos del virus. Santiago Del Estero es una de ellas, teniendo como principal indicador, la lamentable muerte de una persona en lo que comprende el Aislamiento preventivo, social y obligatorio definido en marzo.

Pero las dificultades son los tiempos entre exámenes y pruebas. Al ingresar al territorio de otra área referida, la persona debe someterse al hisopado y resguardarse algunos días para ser nuevamente analizada desde el punto de vista médico.

En dialogo con TyC Sports, el manager de Central Córdoba explicó: “Va a ser todo muy complicado. Vamos a necesitar veinte días para contar con todos los jugadores a disposición. Tomamos con alegría del fútbol pero el lunes vamos a entrenar con siete jugadores. Los otros quince chicos no están en la provincia y para entrar tienen que tener un hisopado negativo, hacer una cuarentena obligatoria y a los siete o diez días, repetir el test para recién conseguir el alta de libre circulación. Haremos el esfuerzo para que esa diferencia no se note tanto”, puntualizó.