El entrenador de Boca, Gustavo Alfaro, atribuyó la derrota de Boca ante Tigre, por la final de la Copa Superliga, a los nueve minutos donde el Xeneize recibió los goles de parte de su rival.

“Eramos superiores a Tigre en el primer gol de ellos, estábamos haciendo bien las cosas. Tuvimos un momento de desconcierto entre el primero y el segundo, pero después retomamos el control”, manifestó el DT.

Y añadió. “El segundo tiempo fue todo de Boca y nos faltó la precisión. Lamentablemente, a veces se fallan y eso te priva de meterte en partido. Si convertíamos un gol, se venía el segundo como consecuencia de esa superioridad que se veía”.

Además, elogió a Esteban Andrada, cómplice en el primer tanto del Matador. “Es un arquero extraordinario y un error le puede pasar a cualquiera, el Flaco es el mejor aquero de la Argentina”, puntualizó.

También felicitó a Tigre.  “Que se vaya al descenso es una picardía porque es un equipo que juega muy bien y por ahí no lo mereció este año, pero ojalá sigan haciendo así las cosas porque es una institución con gente amiga, que aprecio mucho, y ojalá pueda volver rápidamente a Primera”.