La derrota en el clásico platense no sólo dejó a Gimnasia con un sabor amargo sino también lo dejó sin DT. Luego de terminado el encuentro, en el que el Lobo perdió por 1-0, Gustavo Alfaro anunció que dejó su cargo como entrenador del equipo.

“Quiero comunicar una decisión que ya tenía tomada hacía un tiempo y que la había hablado con el presidente del club antes de este partido. Decidí dar un paso al costado”, anunció ante la prensa. Y detalló: “La idea era dar un paso al costado después del clásico, aunque ganara o perdiera”.

Asimismo, declaró: “Después del partido me reuní con los jugadores para comunicarles la decisión y les agradecí por el profesionalismo. Este plantel tiene cosas importantes por las que pelear, ojalá que los muchachos puedan lograr los objetivos. No tengo más que palabras de agradecimiento para ellos, para los dirigentes y para toda la gente que trabaja en el club”.

Por último, el entrenador, que había asumido en su cargo en marzo de 2016, sentenció: “Hay otras cosas que no sólo son futbolísticas”.

Desde su llegada como reemplazo de Pedro Troglio, Alfaro había dirigido 39 partidos al club. En total, había ganado 15, había perdido 13 y empatado 11. Pese a cosechar cuatro derrotas consecutivas, actualmente Gimnasia todavía tiene chances de clasificar a la Copa Sudamericana.

Tras la salida de Alfaro, el entrenamiento del próximo lunes estará a cargo del técnico de la Reserva Leandro Martini y de Mariano Messera.