Pasan los días y más allá de la indefinición en la Superliga falta cada vez menos para que la pelota vuelva a rodar, y en Boca las aspiraciones son fuertes con miras a vivir un gran 2020.

Sin embargo los condicionamientos económicos son un problema en el alicaído mercado de pases y el presidente xeneize, Jorge Amor Ameal, dejó su mirada al respecto.

“Es complicado el mercado. Nos quedamos fuera del mundo con el dólar que tenemos. Estas cosas pasan y van a seguir pasando. Esperamos que sea la última vez y que el país y la economía encuentren el rumbo”, indicó en dialogó con el programa radial Fútbol de los Grandes, por AM 990.

Además, el máximo dirigente reveló su temor por las finanzas boquenses: “Tengo una cierta preocupación por las cuentas del club, pero no queremos decir cosas que mañana no podamos comprobar. Hay una auditoría que está trabajando. Convocaremos una conferencia de prensa y todos sabrán qué pasó con Boca”.

De cara a la falta de confirmación en el apartado refuerzos, por caso con Pol Fernández, Ameal destacó que “primero tiene que hacer la revisación médica y después que firme, diremos que llegó el primer refuerzo”.

Para finalizar destacó la tarea de Miguel Ángel Russo en este segundo ciclo en el club y que todavía no comienza en forma oficial: “Es un hombre que tiene que ver con la historia de nuestra institución. Viene lleno de ideas, y a este plantel que está golpeado, lo está levantando y lo está poniendo bien. Los resultados no serán inmediatos, hay que darle tiempo”, cerró.