Bajo las órdenes de Miguel Ángel Russo, el plantel de Vélez arrancó esta mañana la pretemporada en la Villa Olímpica. El DT se mostró muy contento por volver al club y ya piensa en el partido con Boca: “Es un caramelito de entrada”.

Después de un 2014 que se caracterizó por la precipitación del equipo en cuanto a los resultados (comenzó ganando la Supercopa en enero y terminó con un pobre nivel futbolístico a fin de año), y con las expectativas puestas en dejar atrás la inestabilidad que reinó en el ciclo del Turu Flores, Vélez volvió esta mañana a los entrenamientos de la mano del nuevo cuerpo técnico encabezado por Miguel Ángel Russo.

El ex Rosario Central habló en conferencia de prensa luego de la práctica matutina y se mostró contento por su segunda etapa al frente del primer equipo del Fortín: “Es un momento importante en mi vida futbolística y estoy muy contento de volver a un club que me ha dado satisfacciones muy grandes en mi carrera”.

Russo, además, se refirió al partido que Vélez deberá jugar contra Boca el 28 de enero para obtener un lugar en la Copa Libertadores como “un caramelito de entrada” y luego analizó este desempate con seriedad: “Los tiempos son cortos, por eso va a ser difícil llegar al cien por cien. La situación de ellos será la misma”.

En cuanto al mercado de pases, que por ahora solo registra el arribo del joven Alan Arario y la salida de Lucas Pratto, el hombre nacido en Valentín Alsina remarcó que “la idea siempre es reforzar las tres líneas”, aunque dijo desconocer las posibles idas o llegadas de jugadores hasta el momento. Sin embargo, tal como avisó el propio entrenador, minutos más tarde tuvo “una reunión con la Comisión Directiva para hablar de las incorporaciones”.

Previo a la conferencia, el plantel entrenó desde las 9 de la mañana, realizando en primera instancia trabajos en el gimnasio y posteriormente ejercicios con pelota en el campo de juego, sectorizando la cancha para realizar en simultáneo prácticas de tenencia de pelota y fútbol reducido. Russo y su equipo se mostraron muy activos durante el desarrollo del entrenamiento y prestaron particular atención al gran caudal de juveniles que integraron el entrenamiento.

Foto: Prensa Vélez