Luego de no ver continuidad en San Lorenzo, Ariel Rojas emprendió viaje rumbo al Decano para aportar con su juego y experiencia al equipo de Ricardo Zielinski y enfrentó los micrófonos como nuevo jugador del equipo tucumano.

“Llego con muchas ganas de incorporarme y sumarme a los entrenamientos. Estuve entrenando hace cuatro semanas, que fue cuando arrancamos en San Lorenzo. Me falta un poquito de fútbol, pero es lo normal”, destacó el mediocampista en su llegada a San Miguel de Tucumán.

La llegada de Juan Antonio Pizzi marcó el adiós de San Lorenzo. De cara a esa salida forzada para el volante, Rojas se limitó a remarcar las bondades del Decano: “Año tras año se viene superando, con objetivos muy claros y un proyecto respaldado. Desde afuera uno lo nota y lo valora”.