Rodolfo Arruabarrena se encuentra en Dubai, lejos de su familia (instalada en España), y cumpliendo las medidas dictadas por el Gobierno a raíz del COVID-19. Mientras aguarda ofertas para volver a dirigir, el Vasco dialogó con TyC Sports y contó cómo fue su adaptación al fútbol de Medio Oriente.

“Emiratos es un país en donde el porcentaje de extranjeros es muy grande, eso lo hace un lugar casi europeo. Es verdad que tienen costumbres como el rezo o algún tipo de comida pero son cosas normales y que no cambian la vida cotidiana. Me tuve que adaptar a que algunos jugadores trabajen por la mañana o tengan que ir al servicio militar y no tenerlos por algunos meses, pero es una liga que está creciendo”, explicó.

Con respecto a la situación del coronavirus en Dubai, contó: “Acá ya hace un mes decidieron cerrar los colegios y el servicio militar. En los últimos dos días también cerraron las playas y los shoppings y, si bien no es una cuarentena obligatoria, recomiendan que todos se queden en sus casas”, deslizó. Y agregó: “Preocupado por todo lo que está pasando en el mundo. Me gustaría estar con mi familia pero entiendo que hoy lo más importante es poder salir de este duro momento”, indicó.

Sobre la definición de la Superliga Argentina, conquistada por Boca, expresó: “Lo viví como un hincha más. Tengo gente amiga dentro del club que me iba contando como estaba. Además todavía quedan jugadores que me tocó dirigir. Contento por el último campeonato”, apuntó.

“Creo que Boca tiene que pensar en Boca. Es verdad que tal vez para el hincha fue más lindo por cómo se dio, pero Boca tiene que pensar en Boca. Además hay una nueva dirigencia y siempre es más fácil cuando hay títulos, se trabaja más tranquilo y se pueden llevar a cabo más cosas”, puntualizó sobre el Xeneize.

Por último, fue consultado por la posibilidad de volver a dirigir en Boca: “El tiempo dirá. Es el club que me dio todo, en el que nací, fui jugador y entrenador pero no me gusta hablar del futuro”, cerró.